ACTUALIDAD


Antonio Lorente, el artista que hizo crecer a Peter Pan

26 junio 2019

El ilustrador de «Genios. El eco fantasma de sus voces» recrea Peter Pan, el clásico de J. M. Barrie, después de más de ciento cincuenta años del nacimiento de su autor.

Quienes conocen a Antonio Lorente saben que Peter Pan es una obra que estaba destinada para él. Después de más de ciento cincuenta años del nacimiento de J.M. Barrie, el autor del clásico infantil, se presentó la ocasión: su estilo moderno, heredero del surrealismo pop, se enfrentó al reto de dar vida a la historia del niño de Nunca Jamás. Tuvimos la ocasión de conversar con él sobre esta nueva edición ilustrada por él y publicada por Edelvives. Una obra muy cuidada que incluye la versión íntegra de las novelas Peter Pan en los jardines de Kensington y Peter Pan y Wendy.


P: ¿Qué ha representado para ti ilustrar Peter Pan?

Todo un sueño cumplido. Peter Pan ha sido de los clásicos que más me han llamado la atención desde niño. Cuando me comentaron desde Edelvives que ilustrara la obra con el texto original de Barrie, sentí una felicidad tremenda. Confiaba en que podría darle una visión contemporánea y diferente a lo que conocemos hasta ahora.Ilustrar un clásico no es nada fácil, pues cuenta en su pasado con una gran variedad de artistas que le han dado forma y color a la obra.

P: ¿Qué es lo que caracteriza tu versión gráfica de la obra de J.M. Barrie?
He intentado romper con todos los clichés que nos ha dejado el legado de la obra. Creo que lo único que he mantenido es el color rojo de su pelo. Mi versión de Peter Pan es un personaje andrógino, un pequeño hippie con un toque triste en su mirada; Wendy no es rubia de ojos azules y Campanilla no es tan dulce como en otras obras. ¡Ha sido un reto muy complicado, pero estoy contento con el resultado final! 

Antonio Lorente nació en Almería (España) en 1987. Se formó en ciudades como Oporto, Londres y Roma que le influenciaron en su devenir artístico y dotaron a sus trabajos de un aura característica. Desde que se licenció en la Facultad de Bellas Artes de Valencia en el año 2010, su presencia en muestras colectivas e individuales ha sido constante. Su trabajo ha estado expuesto en la Biblioteca Nacional de España, en galerías de Londres, París, Las Vegas, México D.F. o Nueva York. 

P: Uno de los primeros pasos fue preparar un story board con todas las posibles ilustraciones. ¿Utilizaste algún criterio en especial para prepararlo?
Sabía que debía hacer una media de dos ilustraciones por capítulo, más bocetos (esos que adornan a lápiz algunas páginas). Fue complicado elegir un momento clave de cada capítulo. De hecho, diría que el story board es uno de los procesos más delicados. Una vez terminado y con la aprobación de la editorial, me puse manos a la obra.

P: Algunas imágenes retratan escenas descritas en la historia, otras, en cambio, son muy simbólicas. ¿Podrías hablarnos de algunas de ellas? 
Siempre intento dar más información de la que el texto expresa, contar algo diferente, pero hay veces que la historia habla de algo tan concreto, que es complicado llevarlo a cabo. Hay una ilustración algo más surrealista y totalmente diferente al resto. Se trata del momento el que los hermanos Darling intenta recordar a sus padres con el cuento de Wendy, utilicé un escenario onírico en el que los muebles de la casa se entremezclan con las caras de sus padres. Plasmé una especie de recuerdo vago en el que el caos de los elementos, en su mente, intentan recuperar su forma.

P: Los personajes de la obra tienen una estética moderna, ¿en qué modelos te basaste para crearlos, especialmente a Peter Pan, Wendy y Campanilla? 
En el caso de Peter y Wendy son mis sobrinos mellizos. En ellos me inspiré para crear a los personajes. Tienen once años y mucho mundo interior. ¡Me venían perfectos y los tenía en casa! Hasta el punto en el que casi he borrado sus identidades de Miguel y Elena y se han convertido en mi Peter y Wendy de carne y hueso. El caso de Campanilla fue distinto, a ese personaje le di muchísimas vueltas. Desechaba todos los rostros que creé en un principio hasta que un día, al pasear, vi un anuncio de la modelo Cara Delevingne y… ¡era ella! Me inspiré en su rostro para crear a mi propia Campanilla.


P: ¿Qué técnica has utilizado para ilustrar Peter Pan? ¿La has escogido por alguna razón en particular? 

La mayoría de las ilustraciones del libro son pintura digital, otras las he digitalizado directamente. Me es mucho más cómodo hacer retoques de color y eliminar errores de este modo. Pero también tengo de guache y óleo para exponerlas cuando se necesite y que la gente pueda ver las pinceladas de cerca.

P: Si miras hacia atrás tu obra como artista, ¿qué peculiaridades hacen únicas tus ilustraciones?
En otras palabras, aquellas cosas por las que te gustaría que el público te identificara como artista al observarlas. Una vez me llamaron «pintor de almas», una manera muy poética de expresar mi trabajo. Y es que intento siempre expresar lo que sienten mis personajes a través de sus ojos. Trabajo muchísimo sus miradas para que el lector pueda descubrir qué sensaciones experimentan mis personajes en cada momento. 

P: ¿Cuáles consideras que son las influencias más señaladas en el estilo de tu ilustración? 
¡Son infinitas! Desde la pintura renacentista hasta el surrealismo pop. Compañeros como Rébecca Dautremer, Steven Kenny o Mark Ridden; la música de Edith Piaf o la película de Eduardo Manostijeras. Personas que veo por la calle, en el metro… cualquier cosa me ayuda a absorber para formar mi mundo imaginario y crear mi propio estilo.Al terminar tu licenciatura en Bellas Artes, expusiste tu obra tanto en Europa como en Latinoamérica. ¿Qué te llevó a querer dedicarte al mundo editorial?El mundo editorial me fascina. No dejo de lado las galerías porque se puede compaginar muy bien. Pero disfruto muchísimo forjando historias y viendo mis libros en las librerías. 

P: Por último, nos gustaría preguntarte cuál es tu ilustración favorita del libro y qué es lo que la hace especial. Es difícil quedarse con una, ¡sería como elegir a uno de tus hijos como el favorito!
Todas tienen algo de mí, mucho amor y dedicación. Sin embargo, puedo decir que estoy muy contento con la portada. Creo que encierra mucho misterio y ese era uno de los retos que debía superar. Quería que Peter se colase en la ventana de tu habitación y te observara desde la propia cubierta, quizá para disfrutar de sus aventuras… o puede que te necesite para seguir existiendo. ¡Peter Pan está mas vivo que nunca y ha venido para quedarse!

¡Muchas gracias, Antonio!